[Deberes (Martes 7-11-17):

- Mates act 25a
- Inglés NB pág 91 entera
- Dibujo fichas
- Lengua pág 24 act 18,19,20
- Letras no tengo info]

[Deberes para mañana: Biología, letras.]

[Avisos:

- Noviembre 13 partido
- Posible control mañana FyQ
- Lengua control del libro el lunes que viene, y control de gramática el viernes que viene.]

[Emplazamiento publicitario VIP libre]

[Columna del día:

Vamos a intentar que en El Niño Suspenso participemos todos. Así conseguiremos crear una novela a final de curso, entre todos. Ponemos todos nuestro granito de arena, incluso gente de otra clase, amantes y lectores del blog. Imagináoslo. Os aviso, la novela acaba el día 11 de Mayo de 2018, y lo escribirá David Andrino.]

[Momento del día: La clase de Lengua, genial.]

[Relato del Niño Suspenso: Chicos, como la novela se quede muy larga, os enviaré un mail con todo lo que llevemos. Hoy le toca a Álvaro Giménez.

Eran las 17h, acababa de volver del Instituto. "Iba a estudiar, pero me da todo el perezote" dijo el niño, preparándose para echarse unos Clash Royales. De pronto vino su padre y se puso a hablar con él.
- Como he visto el blog (viva el blog) y veo que no tienes deberes, ¿Por qué no te vienes y sales conmigo un rato?- Le preguntó el padre
- ¿A dónde vamos?- Respondió el niño con inquietud
- Ya lo verás... - Dijo cogiendo la chaqueta, por el frío de invierno que hacía afuera
Cuando se quiso dar cuenta, estaban camino al colegio
-Papa ¿a dónde vamos?- Volvió a preguntar el niño algo nervioso
-Me ha llamado tu profesor, vamos a recoger tus notas - Contestó el padre lleno de seriedad

El niño asustado, acudió al blog y pensando que podría ocurrir recitó en su mente: "Oh blog (viva el blog), alinea esos pixeles perfectos que tienes en la que se cancele esta ida al colegio". De pronto empezó a sonar el politono del móvil de su padre, el niño se entusiasmaba y, se escuchó la voz de su madre, era ella la que estaba al teléfono. Había recogido las notas. Mi padre dio media vuelta y al llegar a casa, sin decir nada fui corriendo a casa de mi amigo Rodolfo. Por el camino se encontró con unos malotes en el parque que le ofrecieron estupefacientes.

- Eh, psst, ¿quieres droga?
- Perdona pero tengo prisa.
- Tranquilo viejo, esto ralentizará el tiempo.
- Brouston píllale la cartera - dijo el amigo del malote
- Anda, el niño rico. Pues estas rayas te van a costar 20 tokens.
- ¡No! ¡Es lo único que tengo!
- Pos te aguantas pavo

Entonces llegó a casa de Rodolfo, este le dijo que había suspendido 5 y que no podía suspender más. El Niño intento persuadir a Rodolfo para que guardara lo que le habían endiñado los malotes, pero él se rehusó. El niño se intentó relajar, y volvió a su casa escondiendo todo el cargamento, pero cuando llegó, sus padres le estaban esperando para echarle la mayor peta de la historia por haberle quedado todas menos E.F. (y PEC, y leer el blog (viva el blog)).

Vio que estaba perdido al ver a su padre y a su madre que lo miraban fijamente para echarle la mayor bronca del mundo, mundialmente, mundial. Pero cuando El Niño Suspenso iba a explicar lo que realmente había pasado, se le pasó por la cabeza la idea de decirles a sus padres de que los malotes que le habían vendido la droga, le habían obligado a suspender todas las asignaturas.

- ¡Mamá, Papá me han obligado a hacerlo!
- ¿Qué dices? - Preguntó la madre
- Los malotes me obligaron a suspender todas y luego a comprarles esto...

Pero cuando iba a sacar la droga de la mochila, se dio cuenta de que no era droga sino que era nieve (ya que era invierno). Sus padres al ver que era una mentira, le metieron tal castigo y bronca que un poco más y le petaba algo. Jesús Penso se echó a llorar y después se puso a pensar y llegó a la conclusión que para que iba a estudiar si podía ser un maestro Pokémon.

Así que se puso a ello, y al coger los apuntes de los 5000 pokemon, vio que se habían congelado por el frío ya que los tenía apuntados en piel de koala. Decidió ponerlos en el horno para descongelarlos, pero se le quemaron. Así que fue a su cuarto a llorar por la mierda de vida que tenía. Entonces decidió leer el blog (viva el blog) para ser feliz, pero de pronto empezó a oler a caca, y vio que su perro se había defecado en la casa y se había comido la piel de koala quemada. Se le ocurrió que de alguna manera si los pokemon existieran, habría posibilidad de limpiarlo todo, así que cogió su mochila, metió la nieve de los malotes y salió de casa.

Y de pronto me desperté. Todo había sido un sueño, seguía en mi vida de mierda en la cual solo había aprobado 1, mis padres me habían castigado y unos tíos me habían intentado vender droga que al final resultó ser nieve. Tenía que cambiar mi vida, no podía seguir así, pero bueno antes me eché una viciada al Clash of Clans.

Cuando llevaba 3 horas jugando con el móvil mi madre me llamó para cenar. Mi madre hizo acelgas, se veía que me quería castigar y encima sonrío, es una auténtica bruja. No pude aguantarlo y me escapé de casa. No sabía qué hacer así que me fui a una tetería para descargar con unas buenas caladas esta rabia que me corría por todo mi cuerpo.

Al salir de allí, me encontré con mi amiga Laura, una de las pocas que tenía, porque iba a un colegio de chicos. En parte está bien pero, ya va siendo hora de juntarnos ambos sexos, ¿no? Estuve hablando con ella, la verdad es que es una chica muy maja. Al final decidimos que nuestra vida es una mierda. A ella le habían quedado dos, y a mí todas. Sabía que ese momento, ya por lo noche, nevando, casi solos, podría lanzarme. Hace tiempo que estoy por ella, pero estoy en la friendzone. Ella se fue de allí y yo sin rumbo casi llorando me fui a buscar hogar. Decidí volver a casa, pero vi que todos los de mi calle, vecinos y amigos me estaban buscando. Así que pase de ellos, no se merecen de mi presencia. Me fui al parque de la nieve, y con mi chaqueta intente hacerme una cama junto con una tierra calentita bajo un tobogán. La verdad, vivir debajo de un tobogán no está mal. O sea, pones unas mantas a los lados y te queda una "vivienda cuca". Donde están las escaleras te queda una estantería bonita, y donde el tobogán en sí mismo pongo un póster to' wapo. En fin, me dormí con tanto pensamiento. Salió el sol, y me di cuenta de que aún era domingo. Habían pasado tantas cosas que solo había pasado un día. Cuando fui a recoger mi abrigo, no estaba. ¿Qué clase de loco roba un abrigo a un niño que duerme bajo un tobogán? También era imprudente por mi parte, pero la rabia me cegaba. Cuando quise ir a reventar al pavo que me robó, vi a un monje con mi abrigo mirándome.

- Que haces con mi abrigo
- Y tú qué haces durmiendo aquí - dijo el monje calmado
- Devuélvemelo
- No, pringao - y se fue corriendo. ->

Al día siguiente, empezó a recapacitar sobre lo que le dijo el monje (no pringao), y se acordó de un compañero de su clase que era muy popular, pues era gracioso, daba la vuelta a las mesas de sus compañeros, se pasaba clases y clases fuera, pero no suspendía. ¿Porque no suspende? Entonces se fue a la casa de un profesor que se portó muy bien con él cuando no le suspendió con un 3,5 sino con un 3,75. Cuando llegó a su casa, antes de llamar al timbre, vio una nota que decía:

"Antes de llamar, lee estas instrucciones: si eres un indigente, ¡FUERA, NO TENGO DINERO PUÑETAS! Si eres el de la comida "Chi na", llama al timbre con ritmo. Si eres un alumno que ha aprobado todas (Oiram Odina, Onirdna, etc), no tienes nada de qué quejarte. Si eres un alumno que le han quedado menos de 3, ¡NO LLAMES SI NO QUIERES QUE TE BAJE NOTA! Si eres un pringao, ¡Vas a morir virgen! (por cierto, no llames)."

Jesús Penso pensó que si llamaba con ritmo (como Kiko Rivera, el del com...edor), le abriría la puerta. Cuando lo hizo, empezó a salir un líquido blanco por debajo de la puerta: ¡Era leche!. El profe estaba desayunando y dijo: ¡QUIEN PUÑETAS ES!. Abrió la puerta y no vió nada. Entonces se puso las gafas y vio a Jesús (no Jesucristo, sino a Jesús Penso).]

[Contador de día sin deberes:

- Ciencias: 0 días
- Letras: 0 días
- Clase 4B: 0 días]

[Sorteo:

Bien chicos. Sé que soy pesao, pero no puede quedar así. Quiero sortear un papel de burbujas. Pero si no se patrocina nadie, no lo sorteo hasta que alguien lo haga. Es decir, voy a sortear el papel, pero eso no cuesta dinero. Si recaudamos dinero, haríamos más sorteos. Tengo pensado hacer un sorteo mensual, pero necesito patrocinadores. La cantidad monetaria serán 50 céntimos de base, negociables. Y podrás patrocinarte 1 mes entero en el blog. Cuanto más pagues, más tiempo estará, y más destacará en la página. Y además pasará a ser patrocinador oficial. Así que patrocinaos hombre, que así hay más sorteos, y más felicidad. Contactarme por mail para patrocinaros.]

[Feliz día de... Hoy no es día de nada.]

[Gracias por leer esta parte del blog, y la entrada, y ¡블로그에있다! (Quien adivine en que idioma esta, gana un día de publicidad gratis)]

[Emplazamiento publicitario: Pon lo que quieras, que no se me ocurre nada, jejeje - Pablo Blanco]

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.